Un enorme proyecto cultural en Villa2O, Lugano
ODISEA 20

ODISEA 20

 

Martín Roisi. 33 años. Tiene un hijo de 10 años y un grupo de cumbia llamado “Fantasma”. En el 2005 creó el Proyecto Odisea 20, una plataforma de producción artística para los habitantes de Villa 20. Este Incluye una productora de cine y TV, un sello discográfico, una editorial, un club y una galería de arte; “un ministerio de cultura” como lo llaman internamente. Queda en el barrio de Lugano, a la sombra de la torre de Interama (Parque de la Ciudad), referencia casi futurística que recuerda la existencia de otros mundos posibles.

 

¿Cómo surgió Odisea 20?

Llegué hace 4 años para hacer una película dirigida por Cohn y Duprat, hice el casting que se editaba también en la película. Luego realicé el Villa Tour, excursiones para extranjeros, en su mayoría artistas, periodistas y sociólogos. Con el dinero que juntamos, hace un año comenzamos a armar todo esto. Desde que llegué vi muchas personas que son artistas y no lo saben. Es la villa más grande de Argentina, tiene 29 manzanas donde viven 30 mil individuos; se pobló principalmente con la ola migratoria de los 80’ que trajo en su mayoría paraguayos, bolivianos y también coreanos (pero que no viven en las villas). A nivel artístico estos grupos se fueron fusionando y así fue naciendo un nuevo folclore. Por las calles se escucha la música muy fuerte; vas caminando y oís al mismo tiempo una cumbia villera, una polka paraguaya, una zaya boliviana y en un momento te aparece un nuevo sonido. Odisea20 promueve eso, que se puede llamar el nuevo folclore marginal. Esto ocurre en varios ámbitos: te das cuenta que en la villa todos son sus propios arquitectos, no hay un diseñador y la forma es descomunal. A través de Odisea20 les conseguimos becas fuera de la villa, para que desarrollen estos talentos, tanto en cine como fotografía, teatro, taller literario y

pintura.

 

Contanos un poco más de las diferentes áreas

Un área es la Galería “La Nave” que dirige Hayke Thelen. Todos los sábados se reúnen voluntarias y hacen actividades con los chicos. Ellas llevan materiales más sofisticados para trabajar, como lentejuelas, estrellas para hacer máscaras y sombreros. También se hacen intervenciones, como murales a cargo de pintores de la 20 y de personalidades del circuito artístico. Lo mejor es el Club “Las Breñas” (nombre de un pueblo del Chaco). Está en el borde de la villa y se ve como en el cartel: la torre de Interama y el horno de barro. Tiene dos secciones: una de Deportes Criollos donde se corren carreras de carros a caballos y otra muy popular que consiste en poner una botella y tirarle piedras; el que la rompe primero se gana un premio. Participan paraguayos, bolivianos y argentinos en su mayoría chaqueños. También tenemos un equipo de fútbol llamado “Sport Asunción”. Todos los equipos son para-guayos y solo puede haber dos extranjeros por equipo. Durante todo el torneo participan 6.000 jugadores, que se compran y venden. La otra es la sección gastronómica, donde se preparan grandes cantidades de platos regionales: se mezclan alimentos, costumbres y sabores de los distintos países; podés comer un exquisito plato por dos pesos. Lo que mejor funciona económicamente es la productora. Acabamos de terminar un documental sobre mujeres para el Tribeca Film Festival que se va a poder ver recién en el 2008. En la sala de cine “El Resplandor” hay un proyector super 8 que tengo desde chico, así como las películas. Conseguimos un televisor y un reproductor de DVD para los más grandes. Los fines de semana se proyectan funciones de matinée para chicos y los viernes a la noche, películas argentinas contemporáneas. En la editorial Interama Books editamos un libro testimonial que es el diario de unas gemelas. Lo que hacemos es reproducir tal cual cada página. Otros títulos de la colección son “El camino de los perros” y “Villa 20 – Arquitectura urbana frente a la leyenda de la espada”. El sello discográfico Puerta de Hierro Records ha editado grupos de chamamé, cumbia romántica y colombiana, cachaka angelical y bolero tropical. Nos basamos en el arte testimonial, sin editar, tal cual es. Incluso en la cumbia hay una rama llamada testimonial. La inventó un artista

entrerriano llamado Omar Shané a finales de los años 70’. Él narra en sus canciones historias reales marginales.

 

Si querés contribuir con Odisea 20: www.odisea20.com